6 preguntas y respuestas sobre profesionalización

1. ¿Qué es profesionalización?

Hay mucho que podemos decir de la profesionalización, pero lo más importante que debes saber es que es un proceso, un proceso no natural ni al azar, sino elegido y pensado, que busca liberar a los dueños de la operatividad, que el negocio y su operación puedan andar perfecta y engranadamente sin su fundador.

Lo anterior no quiere decir que luego de culminado el proceso, los fundadores se irán de la empresa para no volver jamás. Lo que quiere decir es que al culminar el proceso, los dueños habrán construido un equipo confiable, preparado y con visión compartida, que sostendrá la operatividad y que les permitirá enfocarse en el futuro de la empresa, cómo competir, cómo crecer y a dónde llevarla.

Es muy difícil tener tiempo de pensar y reflexionar sobre el futuro cuando las cosas no se hacen si el dueño no está. La operación consume y cansa, y cuando un fundador está en esta posición de sobrevivir al presente, es muy complejo que pueda dedicarse a hacer que la empresa permanezca en el futuro.

La profesionalización busca que el dueño de el salto de conserje a orquestador.

2. ¿Para quién se recomienda la profesionalización?

Tomar un proceso de profesionalización requiere enfoque de parte de los dueños, y un equipo listo para alinearse en esta nueva etapa. Por ello recomendamos iniciar un proceso de profesionalización a: 

  • Empresas con un modelo de negocio probado: Cuando se profesionaliza una organización, se establecen parámetros que permiten a la empresa profundizar y mejorar lo que ya ha demostrado funcionar, por eso la profesionalización aplica en empresas que ya hayan tenido tiempo de experimentar y encontrar lo que les funciona, no a emprendimientos. Como siempre decimos “No podemos procedimentar el fracaso”, esto quiere decir que no vale la pena estandarizar estructuras en un negocio que no ha demostrado resultados: que no ha alcanzado rentabilidad con lo que hace. Por ello recomendamos a los dueños de empresas que primero experimenten todo lo que deban hasta que encuentren esa configuración de productos y servicios que dan resultados en el mercado, generan clientes satisfechos y fidelizados y que generan estabilidad en los ingresos. En casos en lo que esto no se ha alcanzado, recomendamos una asesoría en áreas claves como mercadeo o finanzas. 
  • Empresas en crecimiento caótico: El modelo de negocio no solo se probó, sino que fue un éxito. ¡Bingo! Pero como todo crecimiento rápido e inesperado, no solo trae felicidad, también trae consigo caos: la operación se multiplicó por x y la empresa no tuvo tiempo de responder con procesos, controles, equipo de personas calificadas, etc. “No dio tiempo” y la sensación que escuchamos de nuestros clientes es “No tengo control, la empresa se me salió de las manos”. Cuando esto pasa es una urgencia iniciar un proceso de profesionalización porque si no se hace a tiempo, la empresa morirá de éxito: el crecimiento terminará en una avalancha que sepulta al negocio porque generó más demanda de la que pudo manejar y perderá clientes y negociaciones por falta de orden y capacidad.
  • Empresas familiares que quieren asegurar la continuidad: se da cuando los padres quieren iniciar el proceso de pasar “el mando” a la siguiente generación. Al hacerlo, se dan cuenta que deben establecer algunos parámetros que la primera generación solo tiene en su cabeza y transmitirlos se vuelve complejo. Iniciar un proceso de profesionalización en esta etapa es muy útil porque hace más sencillo el proceso de transición y asegurar que los valores, la cultura y los objetivos a largo plazo se mantengan bajo la nueva dirección. La profesionalización pone a los 2 actores en la misma sintonía, lo que asegurará la continuidad de los elementos más importantes de la compañía

 

3. ¿Cuándo NO es el momento de iniciar profesionalización?

No se recomienda iniciar un proceso de profesionalización en los siguientes casos:

  • En etapas de experimentación cuando aún no se ha probado el modelo. La profesionalización no se recomienda en etapas iniciales ya que la empresa aún no descubre lo que le funciona y no vale la pena procedimentar y perpetuar procesos internos que aún no demuestran capacidad de generar ganancias. Además en esta etapa los fundadores no han recorrido suficiente camino para tener claridad de su visión, la están construyendo, y esto es válido y es parte del proceso de hacer empresa.
  • Empresas en situaciones de crisis y pérdidas. Como hemos comentado, la profesionalización toma tiempo y requiere del enfoque de los dueños. Si estos no pueden enfocarse en el proceso de profesionalización por estar pasando por una crisis que puede acabar con la empresa, no podrán dedicarle el enfoque requerido. En estos casos recomendamos una asesoría financiera, de mercadeo o de estrategia, que tenemos a disposición para estos casos, más no un proceso de profesionalización.

4. ¿Cuáles son los beneficios de profesionalizar tu empresa?

La profesionalización es un proceso que requiere de máximo enfoque de parte de los dueños durante el tiempo que tome el proceso. Esta etapa puede ser abrumadora por todas las acciones que el dueño debe tomar para implantar los cambios y asegurar la continuidad. Pero vale la pena, algunos de los beneficios de profesionalizar tu empresa son:

  1. Generar un sistema empresarial que permita que la operación diaria de la empresa funcione sin depender de los fundadores.
  2. Tener control de la empresa, sus números, resultados y prioridades claras.
  3. Finanzas claras y un sistema de feedback financiero que arroje información a tiempo para tomar decisiones basadas en datos.
  4. Tener una visión clara que permita a los equipos saber hacia dónde va la empresa en todo momento y cómo contribuye cada persona en ese objetivo.
  5. Generar una cultura sólida que guíe al equipo en sus comportamientos y en la toma de decisiones.
  6. Generar cultura de rendición de cuentas que permita que cada persona conozca el número prioritario que tiene y por el que debe responder y presentar sus resultados semana a semana.
  7. Saber seleccionar a las personas correctas, que hagan las cosas correctas y rindan cuentas.
  8. Liberar a los dueños de la operación para que puedan enfocarse en el crecimiento y en el diseño del futuro del negocio.

5. ¿En qué consiste el proceso de profesionalización?

Como firma de consultoría de profesionalización, nos encargamos de acompañar a dueños de negocios en este proceso desde el 2014.

Hemos desarrollado un proceso probado, que permite a los fundadores sentar las bases de la profesionalización en su empresa, y tener un mapa claro que los guíe durante todo el proceso.

Nuestro Programa de profesionalización abarca 3 etapas:

1era Etapa: Visión y Estrategia.

Es muy importante que el dueño o los socios tengan claridad de a dónde quieren llevar a la empresa, cómo quieren crecer y cómo quieren competir.

Sin una visión sólida que luego se pueda transmitir al equipo, las siguientes etapas no funcionarán.

Para que una empresa pueda engranarse perfectamente y que los objetivos se alcancen, cada persona del Equipo debe mirar al mismo lugar, saber hacia dónde quiere ir la Empresa. Por esto es importante que los dueños tengan esa visión muy clara y como decimos siempre “Escrito en piedra”, porque una vez que esa visión impregne la organización (que es lo que se quiere), será muy difícil hacer cambios.

En esta etapa también revisamos la estrategia de la empresa: como compite y gana en el mercado. Esto permite a toda la organización entender qué capacidades profundizar, cuáles son los segmentos de clientes a los que atienden, cuál es su ventaja competitiva, cómo cuidarla y desarrollarla.

En resumen, en esta etapa tenemos claridad de qué hace la empresa y a dónde quiere ir, de forma que al comunicarlo, todo el equipo esté alineado y miren al mismo lugar.

2da Etapa: Organización

Esta etapa está dirigida a organizar y a estructurar la empresa alineada a su estrategia competitiva y visión. Aquí revisamos la forma en que la empresa se organiza, áreas, departamentos, funciones claves y enfoque único para asegurar que la estructura permita que la empresa vaya a dónde desea ir.

También ayudamos a los dueños a gestionar mejor su comunicación a través de procesos y generar una cultura de rendición de cuentas a través de indicadores y reportes.

Para finalizar esta etapa, aplicamos herramientas para la evaluación de cada persona del equipo.

Esta etapa establece los fundamentos de la organización, comunicación y medición de los procesos y las personas que dan lugar a los resultados que la empresa busca.

3era Etapa: Revisión de áreas claves:

En esta etapa acompañamos a los dueños y fundadores a generar sistemas de información que les permitan tomar decisiones en 3 áreas:

  1. Finanzas: Establecemos los Estados Financieros que los dueños deben revisar cada mes, junto a indicadores que serán importantes para la toma de decisiones basadas en datos.
  2. Marketing: Establecemos el modelo de competitividad y el plan de medios que la empresa podrá utilizar para comunicar su oferta y su estrategia competitiva.
  3. La Empresa: Establecemos un sistema de feedback de cada área a través de reuniones semanales de 45 minutos con su equipo de gerentes, que le permita a los fundadores hacer tracking de las prioridades y avances de la empresa, así como la revisión del tablero de gestión de la empresa.

6. Preguntas frecuentes sobre nuestro servicio de Asesoría de Profesionalización:

6.1. ¿Cómo es el proceso para iniciar una Asesoría de Profesionalización?

Solo debes escribirnos a info@espabilarte.com y agendaremos una llamada preliminar gratuita de 15 minutos con uno de nuestros consultores para conocer el caso, saber sobre la empresa y determinar si este servicio se adapta a la empresa. En el caso de que si sea la mejor opción para la empresa, se agenda el arranque del servicio.

6.2. ¿Cuánto tiempo toma el programa de Asesoría de profesionalización?

Es importante destacar que el programa de profesionalización es un programa de asesoría, por lo tanto la empresa, los dueños y su equipo deben ejecutar las acciones y tareas que se van definiendo en cada sesión. La duración dependerá del equipo, de su capacidad de ejecución y de cumplir semana a semana con los compromisos. Sin embargo, el programa está diseñado para desarrollarse en 3 a 4 meses.

6.3. ¿Se pueden tomar en línea o es solo presencial?

Nuestro Programa de asesoría de profesionalización se diseñó para ser desarrollado en línea y ha demostrado dar resultados en el 92% de los casos. Si te encuentras en la ciudad de Caracas o deseas tener un encuentro presencial, es posible hacerlo en nuestras oficinas o en las oficinas de la empresa, previo acuerdo con nuestra coordinación de atención al cliente.

6.4. ¿Cuánta dedicación requiere el programa? ¿Cuál es la duración de las sesiones?

Se recomienda tener al menos una sesión a la semana en un horario que el dueño o fundadores pueda mantener a lo largo del proceso. La continuidad es clave para el éxito de la asesoría. Las sesiones tienen una duración máxima de 90 minutos y se deben dedicar al menos 2 horas semanales a la ejecución de actividades, aunque en la etapa de organización pueden ser hasta 4 horas.

6.5. ¿Dan asesoría a emprendedores?

La profesionalización no se recomienda a empresas en etapas iniciales o empresas que aún no tengan equipos gerenciales. Para estos casos recomendamos nuestro Diplomado de Gerencia de Empresas.

Agenda una llamada preliminar e iniciemos la profesionalización de tu Empresa hoy:

Comparte este articulo

Deja un comentario

Artículos relacionados

Comparte este articulo:

Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?