Empresas Resilientes

Hoy más que nunca es importante trasladar esta capacidad a la Empresa. Los grandes cambios en el mundo nos empujan no sólo a resistir los embates, también nos obligan a aprender de ellos y adaptarnos continuamente, y aquí radica la gran diferencia entre  empresas que resisten y empresas resilientes: las primeras sobreviven, las segundas se reinventan e incluso crecen.

La resiliencia posibilita la construcción de una Empresa sana en un medio insano, entonces, ¿Qué características tienen esas empresas que logran mantenerse de pie en un medio hostil como el actual? En primer lugar, estas empresas tienen un sentido, persiguen un propósito, es decir, que los obstáculos se tratan como piedras que hay que apartar para lograr un objetivo, y no como el fin del mundo. Cuando el propósito de estas Empresas es más grande que la adversidad, tienen la mitad del proceso ganado.

En segundo lugar, éstas empresas aceptan la realidad. Entienden que las condiciones que viven son parte del juego que han decidido jugar. Entienden que al entrar en un mercado hostil tendrán problemas de cualquier índole, lo saben, lo aceptan y se planifican según esas condiciones. Las Empresas resilientes no idealizan las condiciones del mercado, ni pecan de exceso de confianza o positivismo, ellas conocen todas las amenazas y las oportunidades, y adaptan sus fortalezas para poder sortearlas.

En tercer lugar, estas empresas tienen la habilidad de improvisar, tienen la creatividad para resolver problemas que no se preveen, y la apertura para adaptarse a los cambios rápidamente.

¿Cómo logramos trasladar todas estas cualidades a nuestra empresa?

  • Definir objetivos claros, un propósito que perseguir y contagiar a toda la organización con el deseo de alcanzar el propósito. Todo el equipo debe estar no sólo en conocimiento sino comprometido con el logro de las metas y objetivos.
  • Evaluar periódicamente la Empresa, el cumplimiento de metas y escuchar el feedback de los colaboradores sobre las acciones que se toman para alcanzar dichas metas. Las reuniones de revisión y seguimiento, así como el constante contacto con los clientes nos permiten saber en dónde estamos parados como organización.
  • Formación constante y reuniones creativas y participativas dónde se integren colaboradores de todas las áreas. De esta forma siempre podremos ver todas las aristas de un mismo problema y crearemos soluciones más productivas y diversas.

Trabajemos por construir empresas que no resistan sino que usen las adversidades como un trampolín que las acerquen a la excelencia.

1 comentario en «Empresas Resilientes»

  1. Ciertamente Venezuela es una nación resiliente, casi en su máxima expresión!, Porque a pesar de los cambios constantes y los ajustes en términos fiscales y nuevas reglas de comercio muchas empresas y pequeños negocios se adaptan a los cambios, excelente artículo y pues lo e puesto en práctica en mí día a día.

    Responder

Deja un comentario